viernes, 14 de agosto de 2015

El buque noruego lleva 40 años investigando los océanos

El Dr. Fridtjof Nansen se topa con la realidad de los microplásticos en su ruta por el Índico

ip - 13 de agosto de 2015Compartir en Facebook Compartir en Twitter     
Desde hace 40 años, el buque oceanográfico Dr. Fridtjof Nansen, operado por el Instituto Noruego de Investigación Marina (IMR) en colaboración con la FAO, recorre los océanos del globo analizando el estado de los recursos y la salud de los ecosistemas marinos, ayudando también a formar a nuevas generaciones de investigadores. La misión se mantiene intacta en la actualidad, aunque se han incorporado nuevas problemáticas que suponen un reto para la oceanografía y también el sector. Es el caso de los plásticos y microplásticos, una triste realidad que se ha manifestado de manera evidente en la actual misión del Dr. Fridtjof Nansen en el Íncido. “Cada vez que los científicos a bordo lanzan las redes especiales que lleva la nave, encuentran trozos de plástico, lo que pone en evidencia el peligro de graves trastornos para los ecosistemas marinos, incluso en uno de los océanos más desconocidos del planeta”, indica FAO.
En 1950 no había ninguno, pero ahora se calcula que en los océanos flotan unos 5 billones de trozos de plástico. ¿Cuál es su impacto en la cadena alimentaria que va desde el plancton -que se ha filmado comiendo fragmentos de plástico – al marisco, el salmón, el atún y llega –en última instancia- a los seres humanos?, se pregunta la organización. Las pruebas de laboratorio han demostrado que los peces que ingieren restos plásticos sufren de intoxicación de hígado y los consiguientes problemas metabólicos. Sin embargo, poco se sabe acerca de cuanta basura absorben los ecosistemas marinos silvestres, ni si los productos químicos tóxicos permanecen en las plásticos tras una larga exposición al agua de mar y el golpeteo de las olas.
Con 18 científicos de ocho países y la tripulación a bordo, el buque noruego desarrolla la segunda de sus dos misiones estacionales. Los investigadores miden las temperaturas del océano, los niveles de oxígeno, clorofila y procesos biológicos como la producción de plancton y la distribución de los peces. Pero este año hay dos objetivos adicionales especiales: evaluar la magnitud y la naturaleza de los residuos industriales en zonas remotas al sur del océano Índico, y para estudiar cómo como funciona el denominado “gyre” local -un gran torbellino creado por las corrientes y el viento-, en la propagación del plancton y los peces pequeños.
"Hemos encontrado algunas partículas de plástico en casi todas las estaciones que hemos examinado", señaló Reidar Toresen, responsable del IMR para la primera parte de la misión. El IMR aporta servicios científicos al Proyecto FAO EAF-Nansen (siglas en inglés del proyecto Nansen sobre el enfoque ecosistémico de la pesca), financiado por la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (Norad).
Nuevo buque en 2016
En 2016 se lanzará un nuevo buque de investigación Dr Fridtjof Nansen, el último de una serie de barcos propiedad de Norad que llevan el mismo nombre y que iniciaron a colaborar con la FAO en la década de 1970. La nueva nave contará con siete laboratorios científicos y un auditorio y estará equipada con modernos sensores de sonar capaces de cartografiar con rapidez la distribución de los peces, así como con un vehículo sumergible de control remoto capaz de fotografiar la vida en el fondo marino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario