jueves, 21 de mayo de 2015

Publicado el informe "State of Nature in the EU"

Ningún hábitat del Atlántico, Báltico o Mediterráneo está en buen estado

ip - 21 de mayo de 2015Compartir en Facebook Compartir en Twitter     


Fondos marinos
Ninguno de los hábitats marinos evaluados, en el Atlántico, Báltico y Mediterráneo, por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) para la realización de su recién publicado informe sobre el estado de la naturaleza (State of Nature in the EU) está en buen estado. El documento recoge que en el Atlántico, el 71 % de los hábitats marinos se encuentra en una situación favorable, mientras que en el Báltico, el estado del 86 % de los hábitats marinos y el 80 % de las especies es desfavorable. En el Mediterráneo, el 62% de los hábitats marinos presenta estado desfavorable, igual que el 56% de las especies marinas. El informe concluye, además, el estado de muchas especies marinas es desconocido, especialmente en los ecosistemas de la plataforma continental (54%) y mar abierto (83%). El documento se hace público coincidiendo con la celebración, hoy, 21 de mayo, del Día Europeo de la Red Natura 2000, iniciativa que pretende dar a conocer a la sociedad la existencia y valor de esta gran red de más de 27.000 espacios protegidos. La programación de actividades está disponible en la web www.natureday2000.eu.
“State of Nature in the UE” es una una evaluación de seis años sobre el estado de conservación de hábitats y especies protegidos por Natura 2000, la mayor red mundial de zonas de conservación de la naturaleza. Basado en información de los Estados Miembros, el informe de 2015 aporta una visión general del estado de conservación, tendencias y principales amenazas a las que se enfrentaron las especies y hábitats protegidos por Natura 2000 durante el periodo 2007-2012.
El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, considera que “este informe es significativo y oportuno. Por un lado, muestra un panorama global desigual, pero, por otro, pone claramente de manifiesto que los esfuerzos por mejorar los ecosistemas vulnerables pueden ser extraordinariamente eficaces”, mientras que “también destaca la magnitud de los problemas que quedan por resolver. Es preciso que solucionemos esos problemas, ya que la salud de los europeos y la de nuestra economía dependen de la salud de la naturaleza”, indica.
A la vista de los resultados, la ONG Oceana ha alertado “de que la mayoría de las especies y hábitats marinos de la red se hallan en estado malo o desconocido”, reclamando a los Estados Miembros “que cumplan sus obligaciones de gestión para evitar que desaparezca biodiversidad”.
“La razón principal de que la conservación no dé resultados en la mayoría de áreas Natura 2000 es que la gestión es deficiente o inexistente. Por ejemplo, la mayoría carece por completo de regulación pesquera, aunque se reconoce que la pesca es la mayor amenaza dentro de estas áreas”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Los Estados Miembros están boicoteando sus propios esfuerzos de conservación al no gestionar las zonas de forma adecuada ni hacer buen seguimiento de las especies y hábitats amenazados”.
La red Natura 2000 marina necesita un desarrollo mejor, más rápido y más sólido, puesto que está demostrado que cuando la conservación se aplica de forma adecuada, las áreas protegidas benefician a los ecosistemas marinos. Esto requiere financiación, y el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca puede ofrecer estos fondos para apoyar la red Natura 2000. Los Estados Miembros deben aprovechar la oportunidad, que representa una verdadera inversión en la naturaleza para las generaciones futuras”, añade Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario