lunes, 25 de noviembre de 2013

Diariovasco 21.11.2013

Pescadores de las embarcaciones de artes menores de los puertos de Gipuzkoa y Bizkaia alertaron, en Ondarroa, de la situación de riesgo en que se puede encontrar la actividad pesquera en Euskadi si las instituciones no adoptan medidas que eviten la contaminación y las capturas masivas. Esta flota se dedica a las capturas de pescado blanco y especies pelágicas, en las diferentes temporadas de pesca.
En una nota, este colectivo ha asegurado que la costa vasca «no está a salvo de la preocupante situación» general que sufre el medio marino y ha recordado que, mientras algunas especies como la anchoa, la merluza o el rape están «en situación crítica», otras como el besugo y la palometa han desaparecido ya de los caladeros.
Por ello, han lamentado que, aunque la industria pesquera haya sido tradicionalmente muy importante en la economía vasca, ahora ya se está «desmoronando» y no exista relevo generacional.
De esta forma, han reclamado a instituciones y cofradías de pescadores que se impliquen para favorecer la regulación y ordenación de la franja costera ubicada entre el límite de aguas territoriales con Francia y Cantabria.
En esta zona, han abogado por que se lleve a cabo un control de la contaminación, infraestructuras, dragados, zonas de cultivo y por que sean cumplidas las normas para el buen funcionamiento de las embarcaciones con distintas artes en las aguas interiores.
Cerco y arrastre
También han pedido que se prohiba usar el arte de cerco en aguas interiores, que no se permita el intrusismo ni la competencia de la pesca marítima recreativa y que se den facilidades en la comercialización de especies capturadas por métodos artesanales.
De la misma forma, han solicitado que se lleven a cabo gestiones con el Gobierno central para la prohibición de artes depredadoras, como el arrastre de fondo, en las doce millas de aguas territoriales.
También han pedido que se dé «acceso preferencial» a los recursos pesqueros a la flota artesanal y que se lleve a cabo una «evaluación científica» de las responsabilidades que ha tenido la actividad pesquera del arte de arrastre en la pérdida de la biodiversidad de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario